• COLABORACIONES

    En Instar pensamos que el proceso que se necesita en Cuba para lograr cualquier libertad o cualquier espacio democrático es la educación cívica. Me he dado cuenta de que la única manera que no vamos a terminar con violencia en la transición -que es inevitable en este país- es si tenemos una educación cívica adecuada y le damos a las personas las herramientas para hablar entre sí reconociendo las diferencias sin lastimarse.

    Instar es un organismo vivo que reacciona, transpira, que se vuelve simbiótico con otros procesos, que da a luz tantas cosas. Últimamente estamos muy enfocados en cómo entender la historia del disenso en Cuba porque una de las herramientas que ha utilizado el gobierno es que los disidentes o los artistas que disienten o personas que han estado tratando de crear proyectos alternativos, autónomos, proyectos sociales y cívicos son solamente unas pocas personas locas, personas que no están interconectadas. Una de las cosas que estamos haciendo en el Instituto Internacional de Artivismo Hannah Arendt es recuperando una historia que tiene más de 40 - 50 años; proyectos cívicos, proyectos artísticos, de censuras que han sucedido para crear algún tipo de narrativas alternativas a lo que somos y, para de alguna manera, saber mejor cómo definirnos, no solo por lo que hacemos, sino en relación con lo que hicieron antes los demás."



  • CAUSA



    Tania Bruguera, en conversación organizada por Harvard Cuban American Undergraduate Student Association - Students & Alumn / David Rockefeller Center for Latin American Studies at Harvard.

  • DOCUMENTA



    Tania Bruguera y el agroecólogo palestino Omar Tesdell en lumbung de documenta fifteen.

  • GENEVA SUMMIT



    Después de semanas de silencio debido a que las autoridades del gobierno le cortaron su acceso a internet en un esfuerzo por detener su activismo, la artista cubana Tania Bruguera logra romper el silencio.